DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

jueves, 1 de diciembre de 2011

Pavo y ciervo: amor a contracorriente en un zoo de Inglaterra

Un pavo que no estará
en la mesa esta Navidad.
Parece que las historias de amor a contracorriente proliferan según se acerca la Navidad. Hoy toca contar la de Tinsel, el pavo, que se ha hecho inseparable de Bramble, el ciervo, en un santuario de animales de Nuneaton y Warwickshire, en el Reino Unido.

Según sus cuidadores, lo sigue a todas partes graznando en plan protector si alguien se acerca a su amigo especial, e incluso le da besos cariñosos cuando duermen juntos cada noche en el granero. 

Pelo, pico, pata y amor en el granero.








Los dos animales han estado a punto de perder la vida, ya que ambos llegaron en pésimas condiciones al zoológico, pero la mutua compañía ha sido decisiva para su recuperación. 

A Tinsel lo rescató un conductor hace nueve meses, tras ser presuntamente arrojado desde un camión a una autopista cerca de Manchester. No se esperaba que sobreviviera. Sus plumas estaban gravemente dañadas y se encontraba muy desnutrido. Sin embargo, cuando conoció a Bramble, que llevaba allí dos años, empezó a recuperarse milagrosamente. 

Los dos animales se han vuelto inseparables.

El propietario del refugio animal, Geoff Grewcock, ha dicho al respecto que "Tinsel se apegó a Bramble y a él parece que le gusta la atención”. Además ha observado que "son completamente inseparables, viven en el mismo establo, comen juntos y se acurrucan para irse a dormir”. 
Bramble, por su parte, llegó al santuario de animales con tan sólo dos semanas de edad, tras ser encontrado inconsciente por unos caminantes en un campo en 2008. Durante muchos meses lucharon por salvarlo de la muerte, y ahora parece que ha encontrado un motivo por el que vivir que lo ha hecho salir adelante. 


Busca, busca