DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

miércoles, 20 de febrero de 2013

Twitter más allá de la muerte

Olvídese de la tabla Ouija. Ahora, si quiere comunicarse con una persona fallecida, lo que usted necesita es Twitter, porque han creado para esta plataforma una nueva aplicación que permitirá a los usuarios seguir haciendo actualizaciones en sus redes sociales desde el más allá.

"Cuando el corazón deja de latir, te seguiré twitteando", dice el lema de LivesOn, que funciona utilizando la información personal acumulada en los mensajes online del finado para crear una continuación virtual de su personalidad después de muerto.

A partir de marzo comenzará a funcionar esta aplicación, que realiza un análisis avanzado de Twitter para seleccionar cuidadosamente los temas apropiados, gustos, o artículos que habrían sido probablemente del interés del fallecido, y luego publicarlos en su nombre para que sus seres queridos los lean. Hasta ahora, programas informáticos similares sólo permitían a los usuarios programar actualizaciones preparadas.

De hecho, Liveson está cortada por el mismo patrón que otras aplicaciones similares: la lanzada el pasado mes de abril, llamada DeadSocial, y la israelí que se inició en enero de 2102, llamada If I Die. Sin embargo, ésta es la única que basará sus publicaciones en modelos preexistentes de comportamiento.

El invento de marras, no obstante, ha desatado planteamientos filosóficos, morales y éticos, sobre la ideoneidad de dar vida a un fantasma generado por ordenador. "Creo que conmemorar es bueno ... pero no veo por qué / cómo este tipo de servicio sería beneficioso. Llegada la pérdida, hay que aceptar que la persona se ha ido, se ha ido para siempre. ¿Quién se beneficiaría de esto? " se pregunta Naomi Laver, consejera psicoterapéutica, en el Wall Street Journal, apuntando que el daño potencial que esta aplicación podría causar, como un impacto negativo en el proceso de duelo y no permitir al individuo adaptarse, puede ser mayor que sus ventajas y, adicionalmente, puede dar lugar a abusos.


Fuente: http://rt.com

Busca, busca