DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

jueves, 9 de febrero de 2012

Dedica 25 años a fabricar su propio ataúd egipcio



A menudo las noticias se salpican con historias de personas que fabrican su propio ataúd, pero la de Fred Guentert se sale de lo común. Este hombre de Orlando (EE.UU.), que ahora tiene 89 años, se ha mantenido ocupado durante el último cuarto de siglo haciendo un ataúd que es digno de un faraón egipcio. 

El ataúd, que le ha costado diez mil dólares (unos 7.500 euros) mide más de dos metros de largo y pesa casi 40 kilos. Está hecho de madera de cedro y su dueño lo ha pintado a mano en oro, rojo, verde y negro, con una imagen tallada a mano del dios egipcio Osiris adornando la tapa. Cerca de la base, se puede ver una colorida imagen de Isis, y en el interior una pintura a tamaño completo de Nut, la diosa del cielo. El Ojo de Horus mira fijamente desde uno de los laterales. 

Huelga decir que Guentert es un apasionado de todo lo que tenga que ver con lo egipcio, y tiene una enorme colección de objetos y libros de esta cultura. Además, el año en que nació, 1922, coincide con el año en que la tumba del rey Tutankamón fue descubierta. 

Joyce, la septuagenaria señora Guentert, no comparte la pasión de su marido, pero asegura que el ataúd no la molesta lo más mínimo. De hecho, a ella le gusta que lo mantiene ocupado y fuera de ella a veces. De hecho, ella le pide que vaya a trabajar en la caja cuando se pone pesado. 

Gunetert ha trazado un plan para su funeral. Su deseo es que su cuerpo sea envuelto en un sudario y embalsamado, antes de ser colocado en la caja por él construida. Además, su rostro ha de cubrirse con una máscara de fibra de vidrio del dios de la vida futura, Osiris. Finalmente, el ataúd se cerrará con clavijas de madera una vez que el cuerpo esté dentro. Guentert ha puesto una última condición: “Asegúrense de que estoy muerto".

Busca, busca