DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

martes, 6 de diciembre de 2011

Una tortuga se escapa de un zoo de Nueva York... a 0,26 Km/hora


El pasado jueves, una tortuga de la especie Eastern Box (o tortuga de caja) y de nombre Lionel se escapó de las dependencias del Inwood Hill Nature Center de Nueva York… a 0,26 kilómetros por hora. 
Tortuga de la especie Eastern Box.
El audaz animal, muy popular entre los niños que visitan el zoo, mide entre 11,4 y 16,5 centímetros de largo y se caracteriza por el vivo color rojo de sus ojos, ya que se trata de un macho. 

Los guardabosques todavía desconocen cómo logró escaparse. "Las circunstancias no son claras", ha dicho Sarah Aucoin, directora de Urbanismo del departamento de guardabosques, en un comunicado “pero estamos haciendo todo lo posible por recuperarla”. 

Centro Inwood Hill, de donde
escapó la audaz tortuga
.
Mientras tanto, la tortuga Lionel ya tiene una cuenta en Twitter, creada por sus fans, en la que supuestamente narra sus aventuras por la ciudad de Nueva York. "Estoy escapándome de los guardabosques... pero es una huida realmente lenta", asegura @NYBoxTurtle en uno de sus tweets, en los que añade: "Os diría cómo me escapé, pero entonces cómo me voy a escapar la próxima vez". 

Lionel, que vivía en un terrario donde hibernaba, salió del recinto el jueves, aunque nadie parece saber cómo. Los funcionarios, sin embargo, se muestran optimistas sobre encontrarla pronto. 

La fuga engrosa la lista de animales de Nueva York que se han hecho famosos por sus labores de escapismo. En marzo del año pasado una cobra egipcia escapó del zoo del Bronx Reptile House. Y en agosto un pavo real hizo lo propio ausentándose del pequeño zoo que alberga el Central Park para instalarse durante unas horas en la cornisa de un lujoso edificio en la Quinta Avenida. En este vídeo puede verse su hazaña:
La tortuga de caja del este (Terrapene Carolina Carolina) es una especie vulnerable, por lo que está en peligro de extinción, de acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza. Encontrar una y tomarla como mascota, incluso por un corto período, tendría sobre ella efectos perjudiciales, ya que las tortugas de caja quieren mantenerse dentro del área en donde nacieron. Si una es movida a más de 800 metros de su territorio, puede no volver a encontrar el camino de vuelta, y pasar años buscándolo. Esto expone al animal al peligro y también interrumpe el ciclo de reproducción del cual de otra manera hubiese formado parte.

Fuente: Fox News, Wikipedia y nydailynews.com 

Busca, busca