DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

lunes, 12 de diciembre de 2011

Siete novias que fueron arrestadas el día de su boda

Cualquier mujer quiere estar guapa el día de su boda, ya que sabe que todos los ojos estarán puestos en ella y que sus fotografías llenarán páginas y páginas de álbumes. Pero, probablemente, pocas novias tienen previsto que una de esas fotos sea la de su ficha policial. 

Tammy, una foto gratis para el álbum de bodas.

Esto es exactamente lo que le pasó, con vestido y velo incluido, a Tammy Lee Hinton, de Michigan (EE.UU.), una mujer sobre la que pesaba una orden de arresto por robo desde hacía tres años. La policía tuvo la ocurrencia de que el día de su boda sería la oportunidad perfecta para, finalmente, arrestarla. Y así lo hizo. 30 minutos más tarde, Tammy Lee pagó una fianza y pudo celebrar el banquete con sus familiares y seres queridos sin un ápice de vergüenza. 


Angela Davito no pudo ser novia a la fuga.
En el banquete de bodas de Angela Davito, de Arizona (EE.UU.), se colaron unos aguafiestas que no eran tan encantadores como Vince Vaughn y Owen Wilson en Wedding Crashers (2005). Cuando uno de ellos intentó sobrepasarse con la novia en plan dirty dancing, comenzó una pelea multitudinaria culminada con la intervención policial, que reaccionó rociando con pimienta a los presentes. En el fragor de la lucha, Angela dio una patada a un policía en la ingle con sus botas de vaquero, lo que supuso su arresto inmediato. 

Teresa y cónyuge: fueron felices y no comieron porque ella acabó en prisión.
Teresa Brown, una esposa británica de 33 años de edad, fue detenida entre su boda y la recepción por atacar a su nuevo marido, Mark Allerton, con uno de los tacones de aguja que había utilizado para casarse. Al parecer, los contrayentes tuvieron una gran pelea cuando se dirigían de regreso al hotel a cambiarse. Subieron a la habitación y, transcurrido un tiempo, el novio apareció tambaleándose en la recepción con sangre brotando de su cabeza. Cuando llegó la policía, encontró a la novia en la habitación del hotel rodeada de cristales rotos, y procedió a su arresto. 


Sharon (derecha), arrestada por taconazo.
Había dos novias en la boda de Sharon Hancox. Ella es la de rojo, y fue arrestada por usar sus tacones como arma (también enseñó los pechos) durante la celebración, en un club del sur de Gales, en el que Sharon, de 40 años, con varias copas encima, comenzó a pelearse con el portero. A continuación, se quitó la parte superior de su vestido, y comenzó a llamarlo pervertido. Finalmente, se abalanzó sobre éste, zapato en mano, y acabó cortando su cara. Su esposa la ayudó en la disputa, pero sólo la pechugona Shanon acabó con sus huesos en prisión. 

Ania Somora se defiende como gato panza arriba.
Andy y Ania Somora, de Michigan (EE.UU.) habían planeado una boda preciosa en una galería de arte. Pero, ante las quejas de los otros clientes, el dueño trató parar la celebración. Al no conseguirlo, llamó a la policía para pedir ayuda. Cuando llegaron las fuerzas del orden, la novia intentó agredirlos y tuvo que ser arrestada. El novio también. 

Nicole, a botellazo limpio.
Después de casarse el año pasado, Nicole Emerson, una novia de 28 años de Kentucky (EE.UU.), se dirigió al pub irlandés O'Shea con su nuevo marido y con su flamante vestido blanco. Al parecer, se produjeron varios altercados con otros clientes del local y Nicole terminó golpeando a dos personas en la cabeza con una botella. Los heridos acabaron en un hospital y la novia en la cárcel. 

Bernadette, del altar a la cárcel.
Bernadette Besario Catan-Keeler, una novia de 30 años de Lighthouse Point, Florida (EE.UU.), fue arrestada por morder a su marido en su noche de bodas. La historia: los dos se dirigieron a un club después de casarse, donde Bernadette comenzó a bailar con otro hombre. Se produjo una pelea. Cuando la pareja volvió a su casa, ella, presuntamente, arrojó agua a su esposo y le hundió sus dientes en el hombro derecho. su ficha policial, en la foto superior. 

Fuente: thefrisky.com

Busca, busca