DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

lunes, 5 de diciembre de 2011

Es tan peligroso conducir con ganas de hacer pis que estando un poco borracho

Al volante, beber agua puede ser tan peligroso como beber alcohol. Al menos, eso es lo que afirma un grupo de investigadores del hospital de Psiquiatría Caulfield, de Melbourne, que acaba de ganar un Premio Ig Nobel de Medicina por descubrir que la necesidad de ir al baño, al conducir, tiene  el mismo efecto negativo en la atención y la memoria que un 0.05 de alcoholemia o una falta de sueño importante. 
Si tienes ganas de ir al baño... no conduzcas.
Los resultados del estudio piloto, publicados en la revista Neurology and Urodynamics, reflejan que la cognición se mantiene "relativamente normal" hasta que una persona necesita ir al baño. En ese momento, el nivel de deterioro es similar al de alguien que está un poco borracho o ha permanecido despierto durante 24 horas. Asimismo, con la vejiga llena también se reduce la velocidad en la toma de decisiones de los conductores.

El premio por la investigación lo han compartido Matthew Lewis (coordinador del estudio), Peter Snyder y Robert Feldman, Robert Pietrzak, David Darby y Paul Maruff "por demostrar que las personas toman mejores decisiones acerca de algunas cosas –pero peores acerca de otras— cuando tienen una necesidad perentoria de orinar".


Desde su lanzamiento en 1991, los premios Ig Nobel son una parodia estadounidense de los Nobel, organizados por la revista de humor académico "Annals of Improbable Research", que son otorgados cada año a 10 logros inusuales o triviales en la ciencia. Los premios son entregados por verdaderos premios Nobel en una ceremonia en la Universidad de Harvard. 

Fuente: news.com.au

Busca, busca