DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

domingo, 13 de noviembre de 2011

'Sentimos haberle extirpado el estómago... pero usted nunca tuvo cáncer'


Graham Lord se preparó para lo peor cuando le diagnosticaron un cáncer de estómago. Pero este hombre australiano, a sus 59 años, estaba decidido a luchar contra la enfermedad, por lo que soportó siete sesiones de quimioterapia y una agresiva cirugía que eliminó el 80 por ciento de sus entrañas. Entonces le dieron la devastadora noticia: él nunca tuvo cáncer.
Graham Lord, en su casa de Nueva Gales del Sur (Australia).
Un supuesto error en un laboratorio de patología del Hospital Gosford (Nueva Gales del Sur, en Australia), llevó a un diagnóstico erróneo, y la víctima de la negligencia ha pagado un precio muy alto por ello, que incluye la pérdida de 20 kilos de peso, incapacidad para comer sentado y ansiedad y depresión. "Me dijeron que tenía cáncer. Pasé por la quimioterapia y me cortaron el estómago", dijo al periódico Sunday Telegraph. Seis semanas después de su operación los médicos del Royal North Shore, donde se sometió a la cirugía, reconocieron que el diagnóstico inicial fue incorrecto. 

El vía crucis de Lord comenzó cuando acudió a su médico de cabecera en julio de 2009 por molestias digestivas. Le hicieron una biopsia gástrica y los resultados indicaron que tenía un cáncer agresivo. "Mi esposa se vino abajo y no paró de llorar en tres días. Fue muy doloroso", explicó el afectado, que estaba convencido de que esta enfermedad lo mataría. 

Más tarde, el 29 de enero del año pasado, fue sometido a una gastrectomía en el Royal North Shore Hospital, donde le extirparon gran parte del estómago. Sin embargo, no fue hasta la revisión de la cirugía, seis semanas después, cuando se enteró de que el tejido extraído durante la gastrectomía fue examinado por el departamento de patología del hospital y los ganglios linfáticos no mostraban evidencia de cáncer. 

Lord, que de momento ha recibido una disculpa del patólogo que originalmente informó sobre las muestras de sus tejidos, dice que psicológicamente aún no se ha recuperado de lo que ha sucedido y que no cree que pueda hacerlo nunca. Asegura que tiene pesadillas sobre la enfermedad y que se despierta sudando, por lo que ha presentado una denuncia por lesiones, pérdidas y daños sufridos por el presunto diagnóstico erróneo.

Fuente: news.com.au

Busca, busca