DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

miércoles, 9 de noviembre de 2011

Madre anoréxica pesa menos que su hija de 7 años

Maisy y Rebecca, hija y madre.
A primera vista podrían ser hermanas, pero son, de hecho, una madre de 26 años de edad y su hija de siete. Después de sufrir de anorexia a la mitad de su vida, Rebecca Jones pesa casi la mitad que esta última, y el contraste se agravia terriblemente cuando llevan ropa idéntica.

Aunque los médicos le han advertido de la falta de nutrientes podría matarla, Rebecca sobrevive a base de sopa, pan tostado y bebidas energéticas, al tiempo que anima a su hija Maisy a disfrutar de chocolate y bizcochos. "El uso de la misma ropa que Maisy me da una sensación de orgullo", explica, "sé que está mal, pero me hace sentir bien".
Según publica el periódico británico Daily Mail , su desorden alimenticio empezó a los once años con el divorcio de sus padres, por lo que engordó rápidamente hasta los 90 kilos y perdió la autoestima en el colegio. A los 13 años declaró que dejaría de comer y, tras una drástica pérdida de peso, sus compañeros de clase empezaron a felicitarla por su nueva figura y su familia no se dio cuenta de la gravedad de su situación.

Cuando estuvo embarazada, los médicos le aconsejaron comer pollo por sus proteínas y tomar pastillas vitamínicas para ayudar a su bebé pero su estómago no estaba acostumbrado a ellas. "Mi novio intentó convencerme para comer más, pero mi estómago estaba tan acostumbrado a mínimas cantidades que la comida casera me hacía vomitar".

Torso de Rebecca Jones.
Al final, consiguió sobrevivir con una dieta de pan y rábano durante su embarazo. Su hija Maisy nació sana, pero su madre no pudo generar leche para alimentarla. Después de romper con su pareja, Rebecca se alimentó de una dieta de líquidos que la hizo bajar de peso otra vez.

A principios de este año, un análisis de sangre reveló que Rebecca Jones tenía los niveles de potasio peligrosamente bajos, lo que se conoce como hypokalemia, que causa una debilitación extrema de los músculos. Ahora tiene sus niveles de potasio y su corazón monitorizados regularmente.
fuente: Daily Mail.

Busca, busca