DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Empresario de éxito a los ocho años

Harli Jordean no es un niño de ocho años como los demás. Mientras sus amigos juegan al ordenador o montan en bicicleta en el barrio londinense de Stoke Newington, él está ocupado con los proveedores, dando órdenes de compra de acciones, o coordinando campañas de venta. En definitiva, dirigiendo su propio imperio en internet. 

Harli ha dado puestos de trabajo a su madre y hermanos mayores.
El minimagnate empezó su carrera hacia el éxito como cualquier empresario que se precie: identificando un mercado. El mercado en cuestión era el de las canicas, y a partir de estas pequeñas bolitas de mármol creó Marble King, con una facturación que aún no se ha revelado, pero que lo ha convertido en millonario. A él y a su familia. Ahora, Harli no sólo es la persona más joven en tener un negocio exitoso, sino también el primero en dar a su madre un buen trabajo,

Todo empezó después de perder su colección de canicas en el colegio hace dos años (él tenía sólo 6). Al resultarle casi imposible encontrar reemplazo en Internet, se planteó que había un vacío en la red. A los pocos meses ya tenía su propio sitio web para vender canicas y las órdenes de compra aumentaron tanto que Harli decidió contratar a su madre y hermanos mayores para que lo ayudaran a satisfacer la creciente demanda. “Me gusta tener mi propia compañía. Me gusta ser el jefe”, ha confesado.

Aprende, Mark Zuckerberg.
Su exitosa empresa vende todo tipo de productos relacionados con este juego - desde tubos baratos surtidos con canicas de diferentes tamaños hasta productos más caros como el set de bolas grandes Duke of York -, que son gestionados, comprados y procesados por él mismo. 

Según su madre, Tina, la obsesión de su hijo le viene desde la más tierna infancia (más todavía). “Estaba tan obsesionado que comenzamos a llamarlo Marble King (El Rey Canicas). Por eso, cuando quiso abrir un sitio web surgió ese nombre de manera natural”, dijo al diario The Sun. “Nunca pensé que se volvería tan popular. A veces tenemos que esforzarnos para poder cumplir con la entrega, por el volumen de órdenes que recibimos”.

El niño, por su parte, asegura que ampliará su negocio, e incluso tiene previsto lanzar su propia marca de canicas. “A veces sus ideas son tan ambiciosas que tenemos que bajarlas de escala un poco. Su sueño es convertirse en dueño de la mayor tienda británica de canicas y abrir sucursales por todo el mundo”, reveló Tina a The Daily Mail.

Fuentes: dailymail.co.uk 

Busca, busca