DOSIS DIARIA DE NOTICIAS CURIOSAS

...

domingo, 20 de noviembre de 2011

Armado con una botella, un abuelo se convierte en héroe tras evitar el atraco a una gasolinera

Un abuelo jubilado de 73 años se ha convertido en un héroe después de abatir a un ladrón encapuchado que pretendía asaltar la gasolinera donde se encontraba, en Accrington (al noroeste de Inglaterra).
Las cámaras de seguridad muestran a Devlin blandiendo un cuchillo.
Derek Greenwood se enfrentó al intruso que amenazaba a una aterrorizada cajera con un cuchillo al tiempo que le exigía que llenara una bolsa azul con dinero en efectivo. Greenwood, que había estado hablando con la mujer momentos antes, de inmediato intervino para defenderla. 
El abuelo agarró del brazo al enmascarado cuando éste amenazaba  a la cajera.
La pareja luchó y el abuelo temporalmente aflojó la presión sobre el ladrón con el fin de coger una botella de vino tinto como arma defensiva, con la que finalmente amedrentó al ladrón, identificado como Kieran Devlin, de 27 años, que finalmente huyó del lugar con un fajo de billetes, dejando la bolsa azul atrás, objeto que ha sido una evidencia determinante para su identificación. Poco después fue arrestado y ha terminado en la cárcel con una condena de cinco años y cuatro meses. 
El abuelo no se amedrentó ni un solo momento.
El abuelo héroe, como se le conoce desde entonces, es padre de tres hijos y había trabajado en esa misma gasolinera durante seis años como ayudante de tienda a tiempo parcial. Ha dicho que volvería a hacerlo sin pensárselo dos veces. "Simplemente sucedió muy rápido. Él entró y yo estaba hablando con mi colega, entonces se paró junto a mí y metió la mano en el mostrador con una bolsa azul”, relató. "Lo agarré por los brazos, pero al ver que tenía un cuchillo me fui a coger una botella de vino para defenderme, lo que provocó que perdiera los nervios y saliera corriendo de la tienda”. 

A sus 73 años, el abuelo confesaba que nunca antes había visto un robo, “y mucho menos había participado en algo así”, pero asegura no arrepentirse de lo que hizo. 
Greenwood trabajó en la gasolinera asaltada durante seis años antes del ataque. Dice que no se considera un héroe y que lo volvería a hacer.

Un portavoz policial ha elogiado "su coraje y acciones altruistas para tratar de proteger a su compañera y poner fin a esa terrible experiencia.” Para la Policía, “La valentía demostrada por este hombre ha sido, sin duda, lo que ha llevado a Devlin, un criminal peligroso, a dejar tras de sí una valiosa evidencia que finalmente condujo a su detención y condena”, en referencia a su bolsa azul. 
Fuente: dailymail.co.uk

Busca, busca